Buscar palabra o frase: 
Parámetros de Búsqueda:
Lista de Poetas
.Colaboraciones
4ndr3z
Abel Alejandro Sanabria Sanchinel
Abner Caballeros López
Adam Medina
Adeleón
Adolfo Ajpakajá
Aguilainez
Alan Iván López
Alan Reyes
Alberto Calderón
Albi Elena Mejía Martínez
Alejandro Camey
Alejandro Conde
Alejandro Cortez
Alejandro de León
Alejandro Osorio
Alejandro Ricci
Alejandro Santizo
Alex Montúfar
Alex Palacios
Alexander Cáceres
Alexander Castañeda
Alexander Socop
Alis T. Velasco
Allan B. Tahuite T.
Alma Gamboa
Amilcar García Rudy
Ana Beatriz Mora
Ana Pivaral
Andrea Isabel Villeda
Andrés Solares Panazza
Angel Pérez Méndez
Angel Sacalxot
Angeli-K
Anissette
Anna Cosenza
Antonio Barillas
Anushca
Ariel Aquino
Aura Marina Castañeda
Aurelio Brito
Bene
Berner J. Gill
Bladimir Cojón
Boris A. Ruiz Sosa
Boris Jacobo Hernández de León
Brayan Zúñiga
Bryan Bojórquez
Bryan Cozano
Bryhan Alexander Armira Lucas
Byron Danilo Hernández
Byron José García Navas
Carla S. H. Martínez
Carlos Alfredo de León Cifuentes
Carlos García Cabrera
Carlos Iván Cobos A.
Carlos Luis González
Carlos Marota
Carlos Melgar
Carlos Ochoa
Carolina Escobar Sarti
Carolina Oliveros
Carredano Cristofer
César A. Espinoza Muñoz
César Estrada
César Humberto Ortega Alvarado
Chema Armas
Christian
Christian David Monroy Hernández
Christian Reyes
Cielo
Cintya
Claudia Bermúdez W.
Claudio Valerio Gaetani
Cristian Gramajo
Cueleman Villacinda
Daleshka Salazar
Daniel Barrios
Dany Vargas
David Baten
David Majano
David Rosales
Diego Piedrasanta
Dulce Pradera
E. Phantom
Eber Contreras
Edgar Maldonado de León
Edmar Estuardo Escobar Pérez
Eduardo G.
Eduardo Rosales
Edwin R. Vásquez
Edwin Yanes
Edy Tablas
Eléazar Adolfo Molina Muñoz
Elizabeth Carranza
Elvin G. Muñoz Sandoval
Elzon H. Mejía
Enrique Morataya
Erick Bautista
Erick Isai López López
Erick Salguero Reina
Erik Cheves Reyes
Ernesto Alegría
Ernesto Gabriel
Esteban Sarceño
Estuardo Rodriguez
Estuardo Sosa Urizar
Eva González
Fabiola Rossi
Fabrizio Aragón
Feder Vas
Felipa (Chusita)
Felipe Tambriz
Félix Navas
Fernanda Alvarado
Fernando
Flor de María Momotic López
Francisca Andrea Alvarado
Francisco Duarte
Francisco Lujan
Francisco Sosa Ruiz
Franklin Espinoza
Fred Sagastume
Fredy Ray
Fredy Jiménez
Genaro Castillo
George Reyes
Georgina Palacios
Gerardo Emanuel Narciso Pineda
Gerber
Gerónimo Ramírez
Geyner Hidalgo
Giovanni Ruano
Gladys Isabel Monroy Escobar
Gonzalo Cabrera
Grisell E. Morataya Castro
Guillermo Enrique Salazar Lechuga
Gustavo Padilla Castro
H3c70r P3r32
Harald Ethienne
Héctor Rolando
Henry Benedicto Zúñiga Caal
Herbert Danilo Figueroa Benavente
Hernan Del Valle
Hugo Orozco
Humberto Escobar Sayes
Humberto Flores
Ismael Ramírez
Iván Guatemala
Jacobo Eduardo Reyes Castillo
Jaime R. Rivas S.
Javier
Javier Arriola
Javier López Barrios
Javier Turnil
Jerver de León
Jessica Marroquin
Jesús Abalcázar López
Jhonatan Francine Gómez Martínez
Joaquín Carranza
Joe Parsons
Joel Salazar
Johnatan Aceituno
Johnny A. Martínez López
Jonatan Hernández
Jonathan Arana
Jonathan Bell
Jorge Fernando Flores Zepeda
Jorge Guerra
Jorge Infante
Jorge Mario Román Marroquín
Jorge Mijangos
Jorge René Castro
José
José Augusto Cabrera
José Batres
José Del Cid
José García Ponce
José Juan Guzman
José Julián Quelex
Joshua Velásquez
Juan Antonio Mejía
Juan Sicay Pop
Judith Miguel
Julia Rodríguez
Julio Leonardo Samayoa Juárez
Julio Rodolfo García Rodas
Karbin David Arevalo
Karina Boteo Morataya
Karla
Karla Gutiérrez
Karolay Mejía
Katherine Luna
Kendrick
Kevin Marcus
Kierk Orochena
Konzeptual
Kunfau
Larry de León
Laura López Guzmán
Leonel Juracán
Leonel Vargas
Leslie Quan
Lester Puac
Letras con Sangre
Ligia Vindas
Liz J. Levy Figueroa
Lola Andrade
Lorena Medina
Lucy Aldaz
Luis A. Ixcayau Juárez
Luis E. Arriola
Luis Enrique
Luis Fernando Manrique
Luis Loarca Guzmán
Luis Oliveros
Luis Ostorga
Luisa Fernanda Córdova
Luisa Rodríguez
Luisp Corado
Luna Lilith Cristabel
Luz María
M.C. Vásquez
Madguel A. Santos
Magodeoz
Manuel Rodas
Marcelino Maldonado
Marco
Marco Antonio Morales Orellana
Marco Nehemias Chávez Coyoy
Marcos René Leiva Navarro
María Antonieta García Ocaña
María C. Debacle
María Chavarría
María del Carmen Gaitán
María Esther Ruiz Zumel
María Jerez
María Porfiria Rivera
Mariela Hernández
Marilinda
Mario Antonio Barrios y B.
Mario Avila
Mario del Cid
Mario Gilberto Andino Dardón
Mario González (Jlbetter)
Mario Rodolfo Utrera Salazar
Mario Vides
Marlon Francisco
Marlon Monroy
Marta Mena
Maru Luarca
Marvin Cortez-Mejía
Marvin Pineda
Marvin Rafael Sam Chún
Mauricio López Castellanos
Melissa López
Michi Rosas
Miguel Alejandro De León Cardoza
Miguel Cordero
Miguel Racos
Mildred Marroquín
Milton Lorenti
Milton Sandoval
Minoldo Gramajo González
Miriam
Mirna Lissett Carranza
Mishel Alvarez Medina
Mónica A. Garavito
Mónica Navarro
Nancy González Carranza
Neas Moe
Neriant Ramos
Ninoshka Zapata
Noé Chenol Ventura
Noemí Batzin
Norma Navarro de Leiva
Olga A. Aragón Castañeda
Olga Angélica Aragón Castañeda
Omar Alejandro Sontay
Orlando Callejas
Orlando Segundo
Oscar Alexander Escobar
Oscar Arévalo
Oscar Orozco
Oswaldo Rueda
Otto. E. Gutiérrez
Oxwell Lbu
Pablo Hernández M.
Pablo Julieto
Pablo Solórzano Gudiel
Pamela Pacheco Barrios
Paty
Pedro Maldonado
Pedro Marroquín
Perla Espinoza
Poly Cinco
Rafael Argueta
Rafael Carías
Rafael Mérida Cruz-Lascano
Raúl Barrera
Rebeca
René Coz
René Mazariegos
Ricardo Boror
Roberto Gabriel Corona
Rodimiro Gramajo
Rodolfo Vicente
Rodrigo
Rodrigo San Marcos
Rodrigo Ventura
Rogervan
Rolando Enrique Rosales Murga
Rossio Rodas
Rubén Darío Chó Tux
Rudy
Rury Morales
San José Allan Noriega
Sandra Julieta Urrutia
Santa
Sergio Tecum
Silvia Cortéz
Silvia Fortin
Singer
Sonia Reanda
Stephanie
Tito Espinoza
Tommy Morales Neira
Tony de Jesús
Toto Leiva
Víctor Antonio Leiva Navarro
Victor Castellanos
Víctor H. Bonilla M.
Víctor Hugo Hernández
Víctor Leiva Recinos
Víctor Santa Rosa
Vladimir Camas Bolaños
Walter González
Wiliams Castañaza
Wilian Noé Ordóñez Z.
William Saquil
Willy E. Morales
Wilton D. Vásquez
Yader Raudez
Alaíde Foppa
Alan Mills
Alfredo Portillo
Ana María Rodas
Antonio Brañas
Arqueles Morales
Carlos Illescas
Carlos López
Carmen Matute
Carolina Alvarado López
Delia Quiñonez
Dina Posada
Edwin Cifuentes
Elizabeth Alvarez
Enrique Noriega
Francisco Morales Santos
Francisco Nájera
Gerardo Guinea Diez
Guisela López
Haroldo Shetemul
Héctor Rodas Andrade
Humberto Ak’abal
Ilka Oliva Corado
Isabel de los Angeles Ruano
Javier Payeras
José Batres Montúfar
José Luis Villatoro
Julia Esquivel
Julio C. Palencia
Julio Fausto Aguilera
Luis Alfredo Arango
Luis Cardoza y Aragón
Luis de Lión
Luz Méndez De La Vega
Manuel José Arce
Marco Antonio Flores
Mario Matute
Mario Payeras
Mario Roberto Morales
Miguel Angel Asturias
Oscar Arturo Palencia
Otoniel Martínez
Otto René Castillo
Otto-Raúl González
Paolo Guinea Diez
Pedro Miguel
René Leiva
Roberto Monzón
Roberto Obregón
Werner Ovalle López
Nos leen en:

CONVERSANDO CON RAFAEL MÉRIDA CRUZ-LASCANO imprimir | correo
EL ESCRITOR iSRAELÍ, de origen chileno, Norberto Brom Conversando , con… El poeta guatemalteco, Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano

*¿En qué momento te inicias en el mágico mundo de transmitir emociones a través de las letras?
      

Don Rafael Mérida De León
Guatemala 1904-1950
Conchita Cruz-Lascano y Gálvez-Verdugo de Mérida
(Madrid 1904/California 1977).

--No es posible obviar, que la iniciación  viene de la imagen de la madre y el padre, pues el seno del hogar es la cuna para la metamorfosis,  hijos-literatura-poesía. Y de allí los hijos obtenemos un conocimiento cuyo origen será, común, personal y singular.

A MI PADRE

Muchos recuerdos guardo con nostalgia,
sabes, aunque te dije que te quiero
no fue lo suficiente, soy sincero;
es en el ouroboros la neuralgia.

Sagaz Quijote; Con la dulce vida…
¡Señor entre señores! … caballero;
¡Sin arrogancia! Chapín verdadero,
tuya la razón de más, ¡No se olvida!

¡De tus enseñanzas! yo soy consiente
solamente he tomado las más puras,
¿De pinceles? el más resplandeciente.

¡Filósofo peregrino! Procuras,
“desde lejos” se mi arcángel radiante,
señor de la vida que tú forjaras.
Conchita Cruz-Lascano y Gálvez-Verdugo de Mérida
(Madrid 1904-California 1977).
Soneto Centón

Yo pienso en ti, tu vives en mi mente
tallada a flor, de autóctonos ancestros,
con tu amor, madre, esculpida en mis estros
te vienes a posar sobre mi frente.
.
Yo tengo labios de maíz, Yo canto,
yo llevo entre mi espíritu encendida,
-después de haber luchado en la vida-
la misma vela frente al mismo santo.
,
Madre a veces envidio tu descanso,
a tu lado lo eterno es un instante,
estrella en la mano que nunca alcanzo.
,
Llegaron asta mi confusamente
matices de tu carne esplendorosa,
¡OH rediviva Madre! alza la frente.



En el centro del siglo XX, nací el 15 de mayo de 1938, en la ciudad de Guatemala en Centro América.  MI PROPIO COSMOS: https://www.poemas-del-alma.com/blog/mostrar-poema-356759


Yo no sabía escribir poesía, pero de los nueve a los 11 años de edad, tenía la afición  de jugar con la rima –acrósticos-  y por  esa facilidad mi madre me regaló un viejo libro (“Abrojos” de Rubén Darío) y esas fueron mis primeras inquietudes pero desconocía totalmente la preceptiva… los borradores primarios fueron más o menos a los 13 años.

*¿Qué recuerdas de aquellos lejanos días de tu infancia?
-- La vocación de poeta  es un misterio que nació en mi casa, de niño, en la infancia y se fue manifestando en la juventud, arropado en los ejemplos  familiares.
María Cruz Arroyo; Ignacio Verdugo y Cavada; Dr. Joaquín Barnoya Galvez;
La casa grande de mi madre, la finca del abuelo,  La mente del poeta, tiene irremediablemente una ventana  perennemente  abierta, vivir es navegar y sin recuerdos podríamos naufragar, las lecturas me aficionaros a la escritura, mi salud construyo mi celda de soledad, en mi ensueño gozo de la vida, no tengo recuerdo de juegos infantiles, pero sí,  mi plática  con los cerúleos ríos que morían en el aroma marino, pues mi corazón gira al derredor de los espirituales pinceles que pintan la naturaleza.


RETRATO

Mi nacimiento y primeros años fue tormento
que sólo el amor de madre  sabe mitigar.
Recuerdos vagos que tengo de mi amado hogar…
una amplia casa, tres patios, la higuera y el pimiento.

Entre jardines pasa mi niñez ¡-rememoro-!
con nostálgica alegría, al calor de la familia,
el café de las cuatro y sombra de buganvilia;
fuente serena y en el lustroso corredor, un loro.

"Juventud divino tesoro"  escolares días
de los bulliciosos  descansos del recreo alegre;
cuando en las navidades hacíamos el pesebre
hincados, entre regocijantes melodías.

Fui tocado por la piedad del mismo Dios vivo
y esa vocación me llevó años al seminario,
y comprender, de Cristo su agonía, su calvario,
pero no fui escogido, el mundo me hizo cautivo.

Ya el Señor me tenía preparado gran presente,
morenito, delgado y lejos de ser hermoso,
predispuso en mi camino al ser más cariñoso…
la mujer que cambiaría mi mundo, mi  horizonte.

Mi madre sufrió gran pena ¡Mi padre había partido!
Con humildad la nueva hija se ganó el cariño
con dificultad, tropiezos pero como un niño.
Se comprendió que el hijo no se había perdido.

Nació el primer nieto, cambió todo el panorama
capilla iluminada de  espirituales velas
pues llenó de regocijo y contento a las abuelas
que presumen heredada raza, nueva rama.

¡La familia crece! pasa el tiempo ufano, inerte,
verdugo tirano, himnodas gregoriano coro,
¡Juro! por haber escuchado el tropel sonoro,
puedo hablar de "La vida después de la muerte"

llevé en mano un estandarte, símbolo de viajes,
Después de pasar Centro América llegué a México
fueron muchos años  toda una vida y eso es lógico,
llegamos a USA y se  cerraron los equipajes.

Deberá agradecer de por vida al Soberano,
debo pregonar, de la manera más sincera,
cuidando mucho de la palabra lisonjera
que todo es de Dios, quién me llevó de la mano.

He visto que el tiempo terreno, he despilfarrado
solo quiero dejar "el sueño de mi poseía"
oigo canción profana, comprendo en mi agonía,
que lo que he perdido, lo tengo bien ganado.


Colgué en mis aljabas las  armas  y abrazos. Supe de las infusiones de abuelas, del azúcar sobre el brasero. Desentrañé el lenguaje juguetón de la
lluvia sobre mis patios.
  Ya el Señor me tenía preparado gran presente,
morenito, delgado y lejos de ser hermoso,
predispuso en mi camino al ser más cariñoso…
la mujer que cambiaría mi mundo, mi  horizonte.
Los versos del  amor puro, honesto, sincero, leal, son el mayor tesoro que puede dedicarse a la musa que nos inspira  y a la maestra que nos critica,.


*¿Crees que es necesario conocer la naturaleza humana para poder llegar al lector y lograr transmitir las emociones que vertimos en el trabajo literario?

DESAMBIGUACIÓN
Soneto meridiano
.
.
Entre sur-norte colocamos tu inspiración.
imaginariamente palpo tu mediodía
.
Entre esfera y esferoide tu imaginación
danzando al derecho. al revés, nueva dirección
con plural significado en una redacción,
caminando al mismo tiempo, nuestra observación
.
En semicírculo escuchar nueva melodía
que el Greenwich mi marca apellido en poema
nos llevará al centro dentro tu alma, y todavía
cuando vas a la cama yo al trabajo sin pena
mediré tus longitudes con gran alegría
fijará la hora, yo desayuno, tu la cena.
me inspiro para que este poema en castellano
en la hora solar, cambia, se nos va el meridiano

La emoción es difícil de explicar pero es real, contundente, si dibujamos la naturaleza convirtiendo en letras nuestra inspiración, nuestra labor lograra, envueltos en las raíces de la vida,  que el lector  se deje encantar,  adormecer, acunar, y seducido  sin malicia  y devore nuestro trabajo literario absorbiendo los efectos que quisimos  provocar, Es de suma importancia recordar que la poesía se nutre de las más altas caídas.


*¿Clásico o contemporáneo?  

-- la perfección y la belleza a través de tropos, figuras, imágenes y colores. Al estudiar  la preceptiva literaria y su expresión lingüística  damos predilección a la   poesía contemporánea  que otorga una gran atención a la forma.  

A partir del siglo xx, empezó a cambiar el concepto de la poesía porque los poetas querían compartir con  un público más grande,
Presentándola con una tesitura desenfadada,  quebrándola con una clara separación de los elementos, de temas, métrica y ritmo,   esa trayectoria que se remonta hasta la Grecia clásica, que hace de una noción unívoca de la belleza, la fuente del quehacer poético,  consideran lo visual y  la oralidad como un elemento importante, exaltando el realismo.

Por mi nacimiento en literatura, sobre todo en Poesía, es ¡Dariano!  Tengo predilección por la poesía modernista por ser un movimiento  de profundos valores estéticos, en donde se puede evadir  la realidad a través de la lectura  y evocación en obras antiguas. Pero este es el mejor camino para encontrar –me presumo culterano-- La poesía clásica elige al poeta, ésta  sigue reglas muy estrictas, un poema debe tener versos y estrofas y debe seguir una métrica específica según el tipo de poema. Por existir modelos poéticos tan rígidos, muchas personas aún hoy en día creen que la poesía es difícil de entender y sólo para la gente élite  se nota la fidelidad al tipo de estrofas clásicas con algunas variantes modernas; además se emplearon helenismos, cultismos y galicismos y el culto a la perfección formal, con poesía despejada, equilibrada.  
P O E T A

Soneto meridiano

Poeta signo de amar
esencia en aire y respiro.


Tu objetivo es transformar
en tropos el verbo amor
vate músico y pintor…
tu pluma logra cambiar.


Del poeta lo que admiro
que cambia la noche en día,
con su pluma y un respiro
la palabra en fantasía,
toda su alma es un suspiro
que su letra desafía:
malabarista, ¡Tu voz
HACER UN SONETO.    
Soneto clásico
Aquí yo pongo el tema y pensamiento
que el primer cuarteto construir anhela
el soneto es lo que aquí se revela
y el poema dice lo que yo siento.
.
En la segunda estrofa va mi acento
allí es donde la cuarteta consuela
a la suave inspiración que modela
buscando el diccionario con talento
.
Doy comienzo al terceto sin un chivo
imprimiéndole al poema un secreto
que sus cuatro estrofas discreto escribo
.
llegando por fin al actual terceto,
callado, presuntuoso, y asta altivo,
de llegar al buen final del soneto




*En esta y otras entrevistas has hablado  de tus primeros  recuerdos literarios ¿Platícanos de tu primer libro editado?

-- En mi caso fue decisiva la presencia de mis padres, también  había una gran influencia de los ancestros. Hube de recibir la crítica constructiva al primer libro “Ensayos de un Poeta” para comprender que no es lo mismo escribir para uno mismo que para darlo en un libro,  que me faltaba mucho para ser escritor. Aconsejado por un buen amigo “Rigoberto Bram Azmitia” me dedique a estudiar  sobre Preceptiva Literaria, un libro de Enrique Muñoz Meany y proseguir con  Enciclopedia “Los Clásicos”; Tratados de Métrica Española y cuanto libro de la Historia de la Gramática Castellana. Y de allí en adelante dio inicio mi trayectoria. Y dedicar mis obras a mi MUSA Y MAESTRA, Amparito de León Barrios de Mérida
ttps://www.artepoetica.net/Rafael_Merida_Cruz.pdf
  


*Nunca leí un libro sobre... ¿puedes continuar?

--¡Baudelaire!...  Ahora me doy cuenta que me falta mucho por leer, como por ejemplo: La aventura de Miguel Littín clandestino en Chile; Luciano de San-Saor. “Lucía Sánchez Saornil”; Baltasar del Alcázar ; … si sigo la lista sería interminable. Son muchos los poetas que han quedado olvidados por  las tendencias de moda de la literatura .





*¿Qué sientes al poner la palabra Fin en tu obra?
--Una ¡Trayectoria! bien pavimentada, borra el adjetivo “Fin”, pero Al fin y al cabo, expresa una coherencia de vida que con cordura tendremos que aceptar cuando nos llegue el momento de colocar (a nuestra transitiva obra literaria)  un punto final, porque, dándole  color a mi sentimiento  no ay espacio para un final, todo tiene ya trazado el camino,

La poesía y el poeta

Dicen, del "artista plástico"
que en las tardes de madrigal,
entre los sílfides arrullos
el poeta; ¡ HACE POESIA!

Viendo a través del cristal, de amapola,
al romance que eleva mi intelecto,
crecer, con alimento de otros huertos,
abarcar, con su prosa al universo
y nacer -en la poesía- el poeta.
Es una mansión que carga memorias,
ora expuestas a los sílfides arrullos
ora, al pavuro cuento de un drama,
dentro del laberinto, de las musas,
que con su poesía, formó, al poeta.




*¿Recuerdas el primer libro que leíste?

--Abrojo: Con esta obra, Darío tuvo su iniciación en las letras chilenas, gracias al respaldo y consejos de Pedro Balmaceda Toro. Según Francisco Contreras, este texto es el primer libro de juventud de Darío, "la primera colección en que no aparece ya el balbuceo del niño, sino la voz del hombre. Se encuentra un sello personal y es un libro sincero" (Contreras, Francisco. Rubén Darío: su vida y su obra. Santiago: Ercilla, 1937. p. 183).
Este  fue el primer libro de poemas publicado en Chile y al parecer no tuvo otra edición que la de marzo de 1887, de la Imprenta Cervantes.

“ALBORADA”
Endecha Real


Brisa que lleva el viento
de turbulentas nubes
silencio de mi aliento
es cuna y alborada de querubes.

Compas y tiempo  franco
el lapso es cartapacio
su partitura en blanco
es música perdida en el espacio.

La musa del  poeta
despierta su consciencia
sonríe a su faceta
alborada silenciosa  videncia.

Destella mi paisaje
al eco del poema
que deja en el mensaje
que el labriego le rinde su zalema.

Naranjas de la tarde
brillante  su alborada
El día va cobarde
porque  el sol resguarda su llamarada.

tardes de chirimires
alborada de amor,
abrazo de  sentires
que arrullan al durmiente chupaflor.


Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano
“Hombre de Maíz 2009”
Guatemala, C. A.



*Si este es tu último aliento... ¿cuáles son tus últimas palabras?
--De solo de pensarlo me nace un sentimiento cruzado, muchas veces despejo mis emociones a través del papel y ese pensamiento me lleva a otro con el fin de evadir mi cercana realidad, mi soledad es mi alegría, se que las letras trascienden tiempos y espacio con sus líneas inmortales, yo quiero mucho a la vida, pero si para ella ya soy una carga, solamente le puedo dejar mi…
Epitafio

Aquí descansa el viajero
abrazado de la muerte
que envidiosa de mi suerte
me preparo este agujero.
.
Siempre conocí el sendero
y la Paz que mi alma vierte
surca mi espíritu inerte
a mi nido verdadero.
.
Yo te soñaré en mi tumba
con la tibieza de mi alma
mientras el soplo se encumbra.
.
Mi frente lleva la palma
clarín del cielo retumba
¡Feliz! “Ya todo esta en calma”.



*Cuando te leo siento en ti, una infinita sabiduría, imagino producto de tus lecturas y de la vida misma que mucha veces nos enseña a vivir.
Pienso que ya has alcanzado tu madurez literaria, ¿que puedes recomendar a los que recién se inician?
--Debo ser agradecido contigo, por tu sapiencia y el espacio y tiempo que me otorgas, el rasgo de mi personalidad se fue tejiendo al azar, ha madurado con el paso de los 60 años, de querer ir eliminando los errores que cometo y sigo cometiendo, me he sumergido en todos los géneros, incurro  en la pintura, la música; en todo aquello que tiene que ver con las artes plásticas y búsquedas espirituales. Identificando mi identidad y mi destino con la poesía, •”Espiritualidad Franciscana” https://issuu.com/rafael_merida38/docs/espiritualidad_franciscana

Los lectores han sido generosos apreciando mis obras y han seleccionado a mi persona dentro de su comunidad, ese es mi mayor premio, pues siendo analista y clásico la generación más joven, ha reaccionado favorablemente ya que se sienten identificados con mis letras.
Ante la vanguardia modernista evito el sentimiento de impostura ya que conforme intervenimos en el  género, el gusto por la poesía se hace más profundo y más amplio.
.

EL SONETO IMPLORA

Está contrariada mi breve estrofa
no debería alterar la estructura
no cambiar mi cuarteto, mi figura,
ni presentar el tema como mofa.
.
Desarrollar la letra, filosofa,
y utilizar lo clásico asegura
en los cientos de estilos con altura,
que la suya no quedaría fofa.
.
La pulcra unión que el Meridiano luce
las tres sub-estrofas son de mi gusto,
su octava, grata reflexión produce.
.
Permito al Herduriano, por robusto,
solo a catorce versos se reduce:
EL SONETO jamás será vetusto.
.
Addenda:
Estrofa:….Nunca olvidéis que tiene un motivo.
Filosofa:…La rima no obliga pero es necesaria.
Luce:…….El reto, en su medida, Poesía Clásica.
Robusta:...Logra verdadero refugio en más de cien estilos

A todos los que  sienten la  inquietud de escribir, recomiendo leer mucho, bueno y malo, ingresando al mundo de otros escritores  sería defraudante imaginar un escritor que no tenga el gusto por la lectura.



Muchas gracias por el tiempo que me a regalado, permitiéndome hacer esta interesante y para mi muy importante conversación, buenas tardes.


El gigante que no entendia. Jaime R. Rivas S.. imprimir | correo
El Gigante que no entendía

Bravucón siempre lo veía me daba miedo, sin duda a el también
lejano lo añoraba cercano peligro lo rodeaba así yo pensaba
fuerte y mal humorado, tierno dormido en su hamaca acostado
con una mirada me callaba con gritos me llamaba
silencioso misterio le bañaba, yo me alejaba por temor a un regaño

Amor y preocupación disimulada por temor o ignorancia
inteligente y sabio sin esfuerzo se le notaba, muy bien lo disfrazaba
galante y caballero a muchos cautivaba, sin saber lo prejuzgaba
ángel y demonio por nada, a muchos detestaba, por intuición se alejaba
valiente las injusticias ajenas acusaba sin darse cuenta de las que el provocaba

Generoso, a nadie un vaso de agua negaba, tendiendo la mano al que lo necesitaba
amigos por doquier le saludaban otros le criticaban, a el lo mismo le daba
con sencillez vivía, con los años entendí mucho mas deseaba
el sol la hora le mostraba, la luna y estrellas los tiempos le marcaban

Rápido se movía tanto como las piernas en la bicicleta lo llevaban
elegante caminaba todo un señor se manifestaba, gallardo y apuesto
luz interna le iluminaba mas con timidez lo mostraba
ternura muy poca se le notaba la dureza la tapaba, amaba a su manera

En vida padre mio esto pensaba de ti porque no te entendía
mi mente y corazón de niño se destrozaba por amor y enojo a ti
de tu partida muchos años pasaron, dolor y añoranza por ti e sufrido
la memoria regalo maravilloso, por medio de ella te e conocido , llegando a entenderte.

Con alegría e descubierto que mucho de ti, en mi hoy vive, que maravilla
lo mejor de ti quiero dar a este mundo y mi gente, eso me restaura
deseo sacar la maravilla de mis genes que de ti herede, gracias por ese regalo.
metamorfosis de ogro a mi ángel amado padre mio lo mejor de ti me haz dejado, bendito viejito amado
con el amor y respeto a Jaime Raúl mi padre un grito en el pecho llevo estampado
sin culpas, dolor o reclamos a ti en mi hoy vive reflejado hermoso señor
dulce victoria la da el perdón y aceptación de nuestra historia como padre e hijo
un día sabiamente lo dijiste cuando seas adulto me entenderás
gracias padre por lo que sin saber o con mucha sabiduría me enseñaste.

Jaime R Rivas S.
3 de febrero 2017


Lo que siento. Orlando Callejas. imprimir | correo
Me acerqué a tu mirada
y al verme reflejado en ella
contuve el aliento pensando:
“Si supiera lo que siento”.

Tus brillantes perlas me opacaron
y mil sentimientos pronto nacieron
pues tus pupilas claras cual cielo azul
me habían ya hechizado,
y de nuevo pensé:
“Si supiera lo que siento”.

Te vi tan bella de cabeza a pies,
mis agudas manos se acercaron a tu cara
y con tus fijos ojos recibiste mi alma
y otra vez suspiré:
“Si supera lo que siento”.

Mas heme aquí hombre horrible,
adorando a una princesa de cristal
pero la fuerte roca de mi corazón
que no osa rendirse,
oh amiga mía
esperando que me ames
para dejar de pensar:
“Si supera lo que siento”.


La Letra Prohibida. Rene Amilcar Mazariegos Vasquez . imprimir | correo
“LA LETRA PROHIBIDA”

Hoy desperté respirando el aroma de tu cuerpo, besando con mis labios cada uno de tus cabellos y contemplando el suave brillo del sol sobre tu cuerpo desnudo y en silencio.

Llanos valles y escarpadas cordilleras cruzan el limite del cielo sobre cada uno de mis dedos, que en andares errantes exploran el territorio prohibido donde mis sueños se erizan al sentir la brisa de tu blanca sonrisa que juega a esconderse como una letra asustada y tímida; como la que no se pronuncia, pero existe, tan real y sublime; guardando caricias que no se dicen y placeres ardiendo sobre aquel silencio.

Hoy desperté respirando tu alma, tan profundo, hasta el final de aquel mundo donde vivirás eternamente como la letra prohibida de mi presente.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS DE AUTOR.
RENE MAZARIEGOS
JUTIAPA, GUATEMALA
11/5/2017


Rapaces. Rene Amilcar Mazariegos Vasquez . imprimir | correo
“Rapaces”

Por alzar mis brazos al cielo, mostrando entre mis manos un corazón abierto, ¡aún latiendo!; por lanzar al viento la felicidad que siento, he dejado que rapaces sombras, que en el cielo despliegan sobre el viento, el hambre que devora los sueños; ¡arrebaten inesperadamente entre garras huesudas!; la carne que nutre su hambre siniestra, una necesidad que jamás satisfacen; en cielos, voraces alas negras surcan y buscan quitar sus penas, devorando amores, sobre manos que muestran al cielo corazones abiertos, ¡que laten!; dejando un par de manos unidas por el vacío de la vida, olvidando tan sólo un silencio escrito, entre las Palmas, que recuerda a la mirada esclava de aquel vestigio, que el sacrificio por cuidar la entrega de un corazón; es ocultarle al mundo su existencia entre las manos que lo guardan, pues las aves rapaces, llenas de rapiña, buscan picotear la carne de amores que juran Amor eterno, dejando tan sólo recuerdos.

DERECHOS RESERVADOS DE AUTOR.
RENE MAZARIEGOS
JUTIAPA, GUATEMALA
12/05/2017


FILOSOFÍA DE LA VENGANZA. Rafael Mérida Cruz-Lascano. imprimir | correo

Décima meridiana


Absurda Satisfacción

de la ilícita conducta.

.

Aflige, Agravia, razón

del engaño por verdad

con falsa animadversión

de su enferma humanidad

.

Ese instinto que destructa,

es venganza es cobardía

porque su mente  obtendría,

mismo prejuicio, que eructa.

.

Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano

“Hombre de Maíz 2009”

Guatemala, C. A.



Destructa: destruye


Renacer. René Amilcar Mazariegos Vásquez. imprimir | correo
"RENACER"

Muero ahogado entre la tinta negra de un tintero de letras sin forma ni significado; cuando no hay palabras ni un corazón para sentirlas escritas entre hojas pálidas sin vida; como una rosa del desierto donde no hay acierto ni verdad alguna, tan sólo la luz de la luna alumbrando el tintero; para que al finalizar la oscura muerte del sentimiento en letargo, renazca la idea, la emoción del corazón, para sentir cada letra con el alma entre hojas de plata; donde la sangre de una nueva palabra comienza a fluir, con una historia del Renacer del poeta; en toda la gloria entre letras completas, talladas en la madera del corazón que arde en llamas; donde la existencia comienza en cada latido, renaciendo y muriendo una y otra vez sobre páginas eternas, donde puntos y comas son solo un puente entre la vida y la muerte de un poeta, que siente la necesidad de caminar eternamente entre palabras que son la huella de un suspiro ahora ausente.

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS.
RENE MAZARIEGOS
JUTIAPA, GUATEMALA
08/05/2017


Castillo de arena. CUELEMAN VILLACINDA. imprimir | correo
CASTILLO DE ARENA

Bajo la sonrisa de las gaviotas
El mar firma mi última carta
Con tinta de sal grito palabras
Contemplando las olas blancas.

Construyendo un castillo de arena
Y escuchando el son de los peses
Mientras la brisa juega al póquer
Mis lágrimas se vuelven hielo.

Mirando la bella sonrisa del sol
El caracol habla que el es mago
Mientras las estrellas de mar
Nadando hasta llegar a la luna.

Castillo de arena
Eres el beso fiel que nunca llego
Eres la lluvia de mi mañana
Eres la brisa que detiene el tiempo.

Los granos de arena
Bailan sobre mis labios
Castillo de mi alma
Eres el palpitar del verbo amar.


Título: CASTILLO DE ARENA
Autor: Ceuleman Jossimar Villacinda (Guatemala)
Derechos Reservados ©


FILOSOFÍA DE LA NEUROCIENCIA. Rafael Mérida Cruz-Lascano. imprimir | correo
Décima meridiana, eneasílaba.



De  gigante impacto social
“Cerebro” Caja de Pandora.
.
La patología no actual
es complejo descifrar,
sistema nervioso central
es donde hay mucho por arar
.
¡Humano! Genoma motora
esta décima nos inclina
a conocer ¿Qué es dopamina,
Porqué decae y porqué llora?

.

.

Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano
“Hombre de Maíz, 2009”
Guatemala, C. A.




La décima meridiana, estrofa de mi autoría, se divide en tres grupos. Consta de un dístico, un cuarteto serventesio y un cuarteto estrofa: AB.ACAC.BDDB; El ritmo primer verso agudo, inclina al cuarteto serventesio agudo y el segundo verso, llano inclina al “Cuarteto estrofa”.- La exigencia de su rima, acepta octosílabos y de arte mayor.



Son distintos los lenguajes. Carredano Cristofer. imprimir | correo
Son distintos los momentos,
distintas las religiones.

El amor no tiene precio,
el amor es tan complejo
Y el humano con pretextos.

Leemos libros de texto
Y no aprendemos del contexto
.
Son distintos los lenguajes
Mascarillas, camuflajes.

El amor se ha trastornado,
las sonrisas han cesado.

El niño pide abrazos
Y su madre en fracasos;
la mujer está llorando
Y el hombre de la farsa gozando.

Son distintos los países,
distintos son los colores.

La naturaleza con cicatrices,
menos animales felices.

Son distintos los lenguajes
Mascarillas, camuflajes.

El amor se ha trastornado,
el amor espera un cambio.

El amor hoy declamando,
el amor hoy esperando.

Carredano Cristofer 14/05/16


Siguiente 10
2941 Se encontraron contribuciones. Mostrando 1 a través de 10.
 
 
 

Sitio dedicado a la poesía guatemalteca - poetas guatemaltecos


 
  Alaíde Foppa     Enrique Noriega     Roberto Monzón     Francisco Morales Santos     Mario Matute     Luis Cardoza y Aragón     René Leiva     Julia Esquivel     poemas de guatemala     Gisela López     Antonio Brañas     poesía guatemalteca     poesía guatemalteca     Francisco Nájera     Julio C. Palencia     Carlos López     Edwin Cifuentes     Delia Quiñonez     Paolo Guinea Diez     Julio C. Palencia     Miguel Angel Asturias         José Luis Villatoro     Luis de Lión     poemas guatemaltecos     Mario Payeras     Otto René Castillo     Carmen Matute     Gerardo Guinea Diez     Alaíde Foppa     Miguel Angel Asturias     Carmen Matute     Isabel de los Angeles Ruano     Mario Roberto Morales     Otto René Castillo     Mario Payeras     Dina Posada     Arqueles Morales     Elizabeth Alvarez     Luis Alfredo Arango     Luis Cardoza y Aragón     poetas guatemaltecos     Otoniel Martínez     poetas guatemaltecos     Otto-Raúl González     poemas de guatemala     Julio Fausto Aguilera     Roberto Obregón     Carlos Illescas     Otto René Castillo     Ana María Rodas     Manuel José Arce  


Antología administrada por: Julio C. Palencia