Buscar palabra o frase: 
Parámetros de Búsqueda:
Lista de Poetas
.Colaboraciones
4ndr3z
Abel Alejandro Sanabria Sanchinel
Abner Caballeros López
Adam Medina
Adeleón
Adolfo Ajpakajá
Aguilainez
Alan Iván López
Alan Reyes
Alberto Calderón
Albi Elena Mejía Martínez
Alejandro Camey
Alejandro Conde
Alejandro Cortez
Alejandro de León
Alejandro Osorio
Alejandro Ricci
Alejandro Santizo
Alex Montúfar
Alex Palacios
Alexander Cáceres
Alexander Castañeda
Alexander Socop
Alis T. Velasco
Allan B. Tahuite T.
Alma Gamboa
Amilcar García Rudy
Ana Beatriz Mora
Ana Pivaral
Andrea Isabel Villeda
Andrés Solares Panazza
Angel Pérez Méndez
Angel Sacalxot
Angeli-K
Anissette
Anna Cosenza
Antonio Barillas
Anushca
Ariel Aquino
Aura Marina Castañeda
Aurelio Brito
Bene
Berner J. Gill
Bladimir Cojón
Boris A. Ruiz Sosa
Boris Jacobo Hernández de León
Brayan Zúñiga
Bryan Bojórquez
Bryan Cozano
Bryhan Alexander Armira Lucas
Byron Danilo Hernández
Byron José García Navas
Carla S. H. Martínez
Carlos Alfredo de León Cifuentes
Carlos García Cabrera
Carlos Iván Cobos A.
Carlos Luis González
Carlos Marota
Carlos Melgar
Carlos Ochoa
Carolina Escobar Sarti
Carolina Oliveros
Carredano Cristofer
César A. Espinoza Muñoz
César Estrada
César Humberto Ortega Alvarado
Chema Armas
Christian
Christian David Monroy Hernández
Christian Reyes
Cielo
Cintya
Claudia Bermúdez W.
Claudio Valerio Gaetani
Cristian Gramajo
Cueleman Villacinda
Daleshka Salazar
Daniel Barrios
Dany Vargas
David Baten
David Majano
David Rosales
Diego Piedrasanta
Dulce Pradera
E. Phantom
Eber Contreras
Edgar Maldonado de León
Edmar Estuardo Escobar Pérez
Eduardo G.
Eduardo Rosales
Edwin R. Vásquez
Edwin Yanes
Edy Tablas
Eléazar Adolfo Molina Muñoz
Elizabeth Carranza
Elvin G. Muñoz Sandoval
Elzon H. Mejía
Enrique Morataya
Erick Bautista
Erick Isai López López
Erick Salguero Reina
Erik Cheves Reyes
Ernesto Alegría
Ernesto Gabriel
Esteban Sarceño
Estuardo Rodriguez
Estuardo Sosa Urizar
Eva González
Fabiola Rossi
Fabrizio Aragón
Feder Vas
Felipa (Chusita)
Felipe Tambriz
Félix Navas
Fernanda Alvarado
Fernando
Flor de María Momotic López
Francisca Andrea Alvarado
Francisco Duarte
Francisco Lujan
Francisco Sosa Ruiz
Franklin Espinoza
Fred Sagastume
Fredy Ray
Fredy Jiménez
Genaro Castillo
George Reyes
Georgina Palacios
Gerardo Emanuel Narciso Pineda
Gerber
Gerónimo Ramírez
Geyner Hidalgo
Giovanni Ruano
Gladys Isabel Monroy Escobar
Gonzalo Cabrera
Grisell E. Morataya Castro
Guillermo Enrique Salazar Lechuga
Gustavo Padilla Castro
H3c70r P3r32
Harald Ethienne
Héctor Rolando
Henry Benedicto Zúñiga Caal
Herbert Danilo Figueroa Benavente
Hernan Del Valle
Hugo Orozco
Humberto Escobar Sayes
Humberto Flores
Ismael Ramírez
Iván Guatemala
Jacobo Eduardo Reyes Castillo
Jaime R. Rivas S.
Javier
Javier Arriola
Javier López Barrios
Javier Turnil
Jerver de León
Jessica Marroquin
Jesús Abalcázar López
Jhonatan Francine Gómez Martínez
Joaquín Carranza
Joe Parsons
Joel Salazar
Johnatan Aceituno
Johnny A. Martínez López
Jonatan Hernández
Jonathan Arana
Jonathan Bell
Jorge Fernando Flores Zepeda
Jorge Guerra
Jorge Infante
Jorge Mario Román Marroquín
Jorge Mijangos
Jorge René Castro
José
José Augusto Cabrera
José Batres
José Del Cid
José García Ponce
José Juan Guzman
José Julián Quelex
Joshua Velásquez
Juan Antonio Mejía
Juan Sicay Pop
Judith Miguel
Julia Rodríguez
Julio Leonardo Samayoa Juárez
Julio Rodolfo García Rodas
Karbin David Arevalo
Karina Boteo Morataya
Karla
Karla Gutiérrez
Karolay Mejía
Katherine Luna
Kendrick
Kevin Marcus
Kierk Orochena
Konzeptual
Kunfau
Larry de León
Laura López Guzmán
Leonel Juracán
Leonel Vargas
Leslie Quan
Lester Puac
Letras con Sangre
Ligia Vindas
Liz J. Levy Figueroa
Lola Andrade
Lorena Medina
Lucy Aldaz
Luis A. Ixcayau Juárez
Luis E. Arriola
Luis Enrique
Luis Fernando Manrique
Luis Loarca Guzmán
Luis Oliveros
Luis Ostorga
Luisa Fernanda Córdova
Luisa Rodríguez
Luisp Corado
Luna Lilith Cristabel
Luz María
M.C. Vásquez
Madguel A. Santos
Magodeoz
Manuel Rodas
Marcelino Maldonado
Marco
Marco Antonio Morales Orellana
Marco Nehemias Chávez Coyoy
Marcos René Leiva Navarro
María Antonieta García Ocaña
María C. Debacle
María Chavarría
María del Carmen Gaitán
María Esther Ruiz Zumel
María Jerez
María Porfiria Rivera
Mariela Hernández
Marilinda
Mario Antonio Barrios y B.
Mario Avila
Mario del Cid
Mario Gilberto Andino Dardón
Mario González (Jlbetter)
Mario Rodolfo Utrera Salazar
Mario Vides
Marlon Francisco
Marlon Monroy
Marta Mena
Maru Luarca
Marvin Cortez-Mejía
Marvin Pineda
Marvin Rafael Sam Chún
Mauricio López Castellanos
Melissa López
Michi Rosas
Miguel Alejandro De León Cardoza
Miguel Cordero
Miguel Racos
Mildred Marroquín
Milton Lorenti
Milton Sandoval
Minoldo Gramajo González
Miriam
Mirna Lissett Carranza
Mishel Alvarez Medina
Mónica A. Garavito
Mónica Navarro
Nancy González Carranza
Neas Moe
Neriant Ramos
Ninoshka Zapata
Noé Chenol Ventura
Noemí Batzin
Norma Navarro de Leiva
Olga A. Aragón Castañeda
Olga Angélica Aragón Castañeda
Omar Alejandro Sontay
Orlando Callejas
Orlando Segundo
Oscar Alexander Escobar
Oscar Arévalo
Oscar Orozco
Oswaldo Rueda
Otto. E. Gutiérrez
Oxwell Lbu
Pablo Hernández M.
Pablo Julieto
Pablo Solórzano Gudiel
Pamela Pacheco Barrios
Paty
Pedro Maldonado
Pedro Marroquín
Perla Espinoza
Poly Cinco
Rafael Argueta
Rafael Carías
Rafael Mérida Cruz-Lascano
Raúl Barrera
Rebeca
René Coz
Ricardo Boror
Roberto Gabriel Corona
Rodimiro Gramajo
Rodolfo Vicente
Rodrigo
Rodrigo San Marcos
Rodrigo Ventura
Rogervan
Rolando Enrique Rosales Murga
Rossio Rodas
Rubén Darío Chó Tux
Rudy
Rury Morales
San José Allan Noriega
Sandra Julieta Urrutia
Santa
Sergio Tecum
Silvia Cortéz
Silvia Fortin
Singer
Sonia Reanda
Stephanie
Tito Espinoza
Tommy Morales Neira
Tony de Jesús
Toto Leiva
Víctor Antonio Leiva Navarro
Victor Castellanos
Víctor H. Bonilla M.
Víctor Hugo Hernández
Víctor Leiva Recinos
Víctor Santa Rosa
Vladimir Camas Bolaños
Walter González
Wiliams Castañaza
Wilian Noé Ordóñez Z.
William Saquil
Willy E. Morales
Wilton D. Vásquez
Yader Raudez
Alaíde Foppa
Alan Mills
Alfredo Portillo
Ana María Rodas
Antonio Brañas
Arqueles Morales
Carlos Illescas
Carlos López
Carmen Matute
Carolina Alvarado López
Delia Quiñonez
Dina Posada
Edwin Cifuentes
Elizabeth Alvarez
Enrique Noriega
Francisco Morales Santos
Francisco Nájera
Gerardo Guinea Diez
Guisela López
Haroldo Shetemul
Héctor Rodas Andrade
Humberto Ak’abal
Ilka Oliva Corado
Isabel de los Angeles Ruano
Javier Payeras
José Batres Montúfar
José Luis Villatoro
Julia Esquivel
Julio C. Palencia
Julio Fausto Aguilera
Luis Alfredo Arango
Luis Cardoza y Aragón
Luis de Lión
Luz Méndez De La Vega
Manuel José Arce
Marco Antonio Flores
Mario Matute
Mario Payeras
Mario Roberto Morales
Miguel Angel Asturias
Oscar Arturo Palencia
Otoniel Martínez
Otto René Castillo
Otto-Raúl González
Paolo Guinea Diez
Pedro Miguel
René Leiva
Roberto Monzón
Roberto Obregón
Werner Ovalle López
Nos leen en:

Las alas del amor, de Oxwell Lbu imprimir | correo
***Las Alas del Amor***
Cuántas veces camine
por esa cuerda floja,
haciendo acrobacias
para llamar tu atención.

Cuantas veces hice con
mis sentimientos malabares,
para conquistar tu corazón.

Pero no me hacías caso,
o sería acaso que estabas
sintonizando otra estación…

Pero hoy se abre  una nueva
página del libro de mi historia,
el que guarda las memorias
que conmueven al corazón.

Hoy el viento sopla a mi favor,
hoy la corriente del río
lleva mi barca.

Hoy que puedo ser
el agua que ves correr
alegremente sobre tu
cuerpo cuando te bañas.

Hoy que celebramos nuestro
amor brindando con cada beso,
con sabor a champán.

Me parece increíble verte aquí,
sonriendo junto a mí,
si hasta ayer sólo eras un sueño.

Sabes… No me siento tu dueño,
pero sí el que hoy se ha sumergido
en tu corazón y el motivo de esa
alegría tuya sin explicación.

Porque si fuera tu dueño,
tendría que tender enredaderas
con púas en el jardín.

No tardarías en sentirte oprimida,
hasta presa en esta guarida,
donde hoy celebramos el amor.

Y porque sé que la propiedad
reclama a su dueño…
Yo también no tardaría en
querer escapar…

Por eso yo quiero amarte libremente,
quiero extender tus alas y volar
hasta el infinito junto a ti.

Quiero ser el combustible
del motor que mueve las
cosas sólo por amor…

No quiero ser todo para ti,
quiero ser sólo aquello
que amas y por lo mismo
tú buscas…

No quiero ser todo tu universo,
porque entonces te limitaría,
prefiero ser el que con cosas
sencillas enriquezca tu vida.

No quiero que te sientas comprometida,
es que no quiero ser tú opresor,
mas bien quiero ser el que descubra
contigo el verdadero AMOR. 

 Oxwell L’bu


El Amor sabe esperar, de Oxwell Lbu imprimir | correo
***El Amor Sabe Esperar***
Te conocí siendo aun niña que hace
sus primeros tanes para sentirse mujer,
cuando solo el roce de las manos
te hacia estremecer…

Con esa mirada de inocencia
y esa expresión de no sé que,
que hizo que mis sueños
se fueran tras de ti.

Y es que te ame desde que te vi,
no hubo asomo de duda,
fue como un aroma que impregno
todo mi ser…

Se que muchas veces lo intento
Cupido y siempre fallo…
Pero esta vez no fueron sus flechas
si no tus miradas…

No sé si eres la mujer más bella,
pero para mí eres la única…
Que con su mirada de ángel
transformo mi mundo…

Porque hoy me ensayo como poeta,
idiota y cantor…
Para expresarte todo mi amor.

Llenare de versos y poesía
tus cuadernos en blanco,
le pondré música tus silencios
eternos…

Porque juntos aprendimos a besar
y por primera vez descubrimos
cuando el cuerpo exige ir más allá…

Y estando a punto nos detuvimos
pues era mejor esperar…
Esperar a que la vida madure
el fruto aun verde e inerte.

Esperar para no arruinar
una carrera aun inexistente,
mientras el corazón y la mente
se baten en un duelo para saber
quien tiene razón…

Nuestros cuerpos tienen prisa,
yo preciso de esa briza,
que venga a calmar lo que
la pasión a venido a incendiar.

Porque prefiero esperar,
antes que dañar esa rosa de cristal,
que mis manos podrían empeñar…
Que  mis deseos podrían arrancar…

Pero yo te quiero flor con su aroma
y esa lozanía que siento al rozarte,
porque si bien hoy podría amarte,
el amor sabe esperar…

Oxwell L’bu


Un amor innato, de Oxwell Lbu imprimir | correo
***Un Amor Innato***
Hay una pasión que desde antes
de nacer palpita en mi corazón,
hay un amor que desde antes de tener
entendimiento hizo nido en mí…

Es verdad que al principio me resistí,
porque sentía que aquella cuna era el universo,
la única luz que conocía era a través de sus ojos.

Pero cuando Dios consideró el momento oportuno,
abrió mis ojos con una luz que hoy es mi inspiración,
y desde ese día me dio dos luceros que distinguen
la noche del día y que me han mostrado utopías,
que nunca imaginé…

Y desde aquel día yo me aferro a esa luz con todas
las fuerzas que el alma me da...
He bebido de su vino y aunque siempre me deja
con sed a la vez sacia la resequedad de mi alma.

También ha puesto hiel en mi paladar…
Me ha hecho sentir la agonía,
y el dolor a flor de piel…

Pero de esa delicia de su miel  yo todavía quiero,
porque si hoy muero dejo mil deudas pendientes,
que sólo Dios sabe si en la otra vida me permita saldar.

Y no se vayan a equivocar…
Que no estoy hablando de lo que compra el dinero
de todo eso, aunque nunca he tenido mucho
¡Ya me harté!

Hablo de esos antojos del alma,
de esos delirios del corazón,
que le dan a la vida ese sentido
de misión…

Hablo de ese amor innato a vivir,
que es imposible de corregir,
porque nacemos con él…

No sé si son trivialidades pero son mis verdades.
esas que son parte de mi historia y que mantengo
en la biblioteca de mis memorias para leerlas
y releerlas cada vez que se me antoje…

Porque yo vivo enamorado de la vida,
ella me hace salir de mi guarida,
cada vez que me acaricia con su viento.

Cada vez que me hace soñar despierto
cuando me deja delirante al contemplar
tanta belleza…
O cuando aprecio la nobleza de un niño
que tras un enfado no guarda rencor.

Lo mío creo que fue amor a primera vista
y a pesar del tiempo y las desventuras,
aun la sigo amando como la ame ayer,
como la amo hoy y como la amare cuando
venga esa dama a arrebatarme de sus brazos.

Oxwell L’bu


De mi puño y letra, de Oxwell Lbu imprimir | correo
***De mi Puño y Letra***
Tropezando con la ortografía,
saltando entre los charcos
de mi caligrafía…

No me pasa un solo día,
sin que una musa venga
a despertarme inventándose
cualquier excusa.

Ya que eso de escribir
en mi vida ha sido recurrente,
emocionándome como un adolecente

Escribiendo canciones sin partitura,
historias con un toque de locura,
y cuantos que sucumben ante la
imaginación…

Esto de escribir no me rinde otro
beneficio…
Que no sea el de liberar el alma
y acelerarme el corazón.

Mis letras no surgen en el forcejeo
de quien lo hace por oficio,
porque entonces perdería esa emoción
que embriaga a mi corazón.

Y si por una de esas bienaventuranzas,
se dan esos efectos colaterales,
surgirán versos a raudales.

Pues quién no quiso alguna vez
tener dotes de poeta,
quién no ha surcado laberintos
en bicicleta…

Pues enamorado de la vida yo vivo,
aunque no falten las desventuras
o que el destino haga con nuestras
vidas un tiraje de caricaturas.

Más aun así en esta vida quién o qué
nos ha de curar la locura,
de mezclar el vino con la amargura
de aferrarnos con todas nuestras fuerzas
a sus entrañas y beber de su miel.


Te amo vida mía, de Oxwell Lbu imprimir | correo
¡Te amo vida Mía!
Desde que la vio, sintió que
el alma se le escapo del cuerpo…

Tenía una sonrisa recién amanecida,
una silueta estilizada y una mirada florida,
sus manos eran como mariposas
que bellas y graciosas le dibujaban
corazones en las nueves.

Desde que la vio, se quedo prendido
a sus encantos y belleza…

Le escribía poesía en sus noches de desvelo,
que al amanecer para celebrar la vida quemaba,
cual si fuera incienso y poco a poco solo
quedaban sus versos calcinados.

Ella lo noto…

Y sintió como con sus ojos acariciaba sus pechos,
mientras se deslizaba con la mirada por su escote
y en ese delirium tremen deseaba que sus manos
se deslizaran por su falda…

Estando frente a frente…

Se les revelo que el amor es más que
un rito de deleite…
Que se precisa ir más allá del cuerpo y de la mente,
para que este trascienda al alma y al corazón.

Ella noto…
Como una mescla de miedo y excitación,
le provocaba ese temblor en las piernas
y cuando le hablaba su voz era como de
quien está teniendo un orgasmo…

El comprendió…
Que desde que la vio su espíritu se convirtió
aun sin pretenderlo en un Quijote,
que está más que dispuesto a perder el bigote,
por besas sus labios de cereza…

Pero ha llegado a tanto su torpeza,
que tropezando rompió la bola de cristal,
que le permitía visualizar cual seria
su próximo paso…

El sabia…
Que ella no era un paréntesis en su vida
más bien tres puntos suspensivos,
que le llenaban de dudas en una mescla
de emoción que se le resbalaba del corazón.

La vida les enseño…
Que el amor no se puede aplazar,
porque de ser así nadie sabe a dónde va a parar,
y las dudas lo confunden…

Ambos comprendieron…
Que no son las cualidades una garantía,
Por el amor implica riesgo y osadía,
que no basta con decir ¡Te amo vida mía!


Hoy que no tengo nada que decir, de Oxwell Lbu imprimir | correo
***Hoy que no tengo nada que decir***
Envié más de mil cartas
y todas las recibí de regreso,
el cartero aducía que la dirección
del destinatario no existía…

Para no caer en discusión,
las recibí un poco incrédulo,
un poco nostálgico…

Puse mi casete de Perales
Ese que cómo me gusta,
una a una las fui abriendo y las
fui leyendo como quien escudriña
correspondencia ajena.

Una a una pasaron por mis manos,
mientras las canciones una a una
se iban sucediendo…

De repente mi lectura tuve
que interrumpir para darle
vuelta al casete.

Aquellas cartas eran letanías,
que entre rogando y recordando
hablaban de algo que fue y se esfumó.

Por una parte me alegré de que
llegaran sin llegar…
Porque de haber llegado quizás nunca
me habrías contestado.

Me pregunté: ¿Cómo puede ser un
sentimiento tan necio? Que tolera
cualquier desprecio incluso el del silencio.

Seguí escuchando a Perales y de repente
me broté una sonrisa de esas que se dan
cuando afloran los recuerdos.

Terminó el casete y yo aun no termino
de leer aquellas cartas…
que más bien son testamentos
que atestiguan mis tormentos.

Y lo más gracioso de todo es que
si estuvieras hoy frente a mí,
no tendría nada que decir,
pues soy como una pluma
que ha agotado la tinta…



El célibe. de Oxwell Lbu imprimir | correo
***El Célibe***
Hoy quise escribirte una carta…
Una carta de esas que por su belleza,
aun que vaya a parar al cesto de basura,
en verdad nunca se tira porque sus letras,
porque sus frases tiene tal hermosura,
que quedan grabadas en el corazón…

Pero ante la inconsistencia de mis palabras,
que llegan al punto del olvido…
Pues he olvidado cómo conjugar los verbos,
ya que el pasado es el presente y el presente
es un futuro pretérito in-concebido.

Por lo que decidí hacer gárgaras con las vocales,
luego me cepillé los dientes con las consonantes,
para ver si así escupía sentimientos en forma
de palabras…

Llevo casi tres horas tratando de escribir lo que
te quiero decir…
Pero no consigo escribir sigo sin concebir como iniciar,
esperando que un ángel se apiade de mi y venga
a besar mi frente…

De momento solo consigo contemplar esas escenas
que se repiten en mi mente en blanco una y otra vez,
poniendo mi mundo al revés.

Contemplo como desde el alba hasta el amanecer,
mis ojos eran centinelas nocturnos que exploraban
centímetro a centímetro la sensualidad de tu territorio.

Mis manos eran como niños descalzos que bañados
de ternura en forma sigilosa se perdían en tu belleza,
poniéndole amaras a mi torpeza para que en mí
desesperación por poseerte no despertaras.

Pues no quería perderme de ese eclipse donde
la imaginación y la pasión se pone en perfecta conjunción,
sin dejarle al amor otra salida que la de manifestarse mas
allá de los sentidos, mas allá de los latidos del corazón.

El cielo era un inmenso charco al que tú y yo evadíamos,
saltando de estrella en estrella y donde un cometa
era nuestra bicicleta…

Y así empapados de su eternidad nos perdíamos en el
universos donde los versos se escribían con caricias
y un beso era una canción…

Te besaba de los ojos a tu boca…
De la boca a tu vientre…
Hoy estoy aquí pensando en ti,
sabiendo que en este laberinto no
encontrare la salida…Al menos que
encuentre tu mano.

No buscare otros amores…
No buscare aventuras…
Seré célibe y penitente…
Pues me siento impotente…
Porque este amor es solo para ti.


En tu Telaraña, Oxwell Lbu imprimir | correo
***En Tu Telaraña***
He descubierto que me engañas,
tus mentiras son como telarañas,
que te enredan y al final no sabes
que decir…

No necesito seguirte como un sabueso,
no preciso ser un hacker para interceptar,
tus mensajes o tu e mail...

No seré tu despistado centinela,
ni la hinchazón de un dolor de muela,
porque el que siempre tiene que cuidar,
se termina por esclavizar…

Yo que te libere de tus cadenas,
como te iba ahora a encadenar,
como pretendías que quien te alentó
a vivir en libertad fuera el mismo
que te apresa…

Sé que hoy vives presa de tus mentiras
y tus engaños…
De mi boca no escucharas regaños,
es más te quito la máscara para liberarte.

Solo, no olvides que no eres una obra de arte,
los años tarde o temprano te marcaran
y cuando el tiempo haya estropeado
tus pinturas con dolor recordaras que
alguien te amo…

Y si por un segundo contemplas volver,
te encontraras con ese muro infranqueable,
que no nos permite regresar…El tiempo.



Como hoja seca en el invierno, de Oxwell Lbu imprimir | correo
***Como Hoja seca en el Invierno***
Soy solo una hoja seca en inverno,
que después de haber sido lanzada
por el viento a las coordenadas del vacío.

Soporta sobre si las nieves del olvido,
que inmisericordiosamente van borrando
hasta el último rastro que queda de mí.

Hoy comprendo que solo fui un efímero
rayo de luz en la galaxia de tu universo,
o el ruin títere de ese teatro perverso,
en una obra inconclusa…

Fui como un pájaro que se jugó la vida
que desvió el rumbo y perdió la partida,
por inmigrar a tus sueños que pronto
se tornaron en una fatal pesadilla.

¡Qué tonto fui…!
Pues fui como un niño que a pedradas
pretende bajar una estrella…
Un jardinero que sin espinarse pretende
tomar la rosa más bella.

Hoy ando por la vida como un vagabundo
con la ropa desteñida…
Bregando día y noche con este herida,
que no consigo sanar.

Zurciendo con esperanzas mis trapos viejos,
con la ingenua ilusión de que duren otra
temporada sin entender que sin ti esta
vida no va a nada.

Pues tus recuerdos son como murciélagos
que en las noches me llenan de reproches,
mordiendo mi alma le succionan la poca
sabía que aun corre por mis venas…

Sería tan fácil olvidarte…
Si tu recuerdo no fuera como un aguijón
que se incrusto en mi corazón,
o como este conato de panza,
que deja en vergüenza al quijote.

Voy por la vida fatigado y cansado
de andarte olvidando…
Harto y ansioso de estarte esperando,
que por fin he decidido ignorarte.

Pero al pretender ignorarte…
El corazón le plantea a la mente…
Este eterno dilema…
¡Cómo llenar este inmenso vacío!


Las flechas de Cupido, de Oxwell Lbu imprimir | correo
***Las Flechas de Cupido I***
(De repente y Lentamente)
Fue un día de esos cuando en tu
vida no ocurren mayores sucesos,
que te conocí…

Llegaste así como la lluvia de repente,
sin avisar pero empapando mi vida
con tu presencia…

Tenias alambres en los dientes
y hablabas sin parar que me parecía
que tus manos eran ecos de tus palabras.

Yo no tenía mucho que decir prefería
escuchar y ver que cuando te encontrabas
con mi mirada volteabas a ver a otra parte,
con una gracia disimulada…

Sería que habían muchos testigos…
Sería que Cupido perdió sus flechas
o que el amor llega cuando no lo sospechas.

Mas solo se decirte que me causaste
una agradable impresión…
Sin que por eso se comprometiera
mi corazón…

Te fui a dejar a tu casa sin sospechar
que aquel encuentro mi vida iba a cambiar;
con la complicidad de tu hermana entrarían
sin hacer ruido para que tu padre no despertara.

Pero antes de despedirnos el encendió la luz
de aquel viejo farol…
Se despidieron tan a prisa que no supe si
algún día te volvería a ver.

Caminando hacia mi guarida,
iba como un loco casando estrellas,
tratando de pintarle la cara a la luna,
llenando mis pulmones del aroma que
expelen las flores que adornan el jardines…

Siento una felicidad extraña…
Sin sospechar que ese telaraña,
poco a poco se va enredando
en mi corazón…Y de todo lo que
hablamos solo recuerdo tu nombre.


Siguiente 10
247 Se encontraron contribuciones. Mostrando 1 a través de 10.
 
 
 

Sitio dedicado a la poesía guatemalteca - poetas guatemaltecos


 
  poetas guatemaltecos     Otto René Castillo     Mario Matute     Otto-Raúl González     Julio C. Palencia         Julio Fausto Aguilera     Carlos López     Miguel Angel Asturias     José Luis Villatoro     Luis Cardoza y Aragón     Francisco Morales Santos     Paolo Guinea Diez     poemas guatemaltecos     Otto René Castillo     Mario Payeras     Manuel José Arce     Luis de Lión     Elizabeth Alvarez     René Leiva     Alaíde Foppa     Gerardo Guinea Diez     Luis Cardoza y Aragón     Carmen Matute     Julio C. Palencia     Francisco Nájera     Dina Posada     Otto René Castillo     Delia Quiñonez     Carmen Matute     Arqueles Morales     Carlos Illescas     Ana María Rodas     Julia Esquivel     poemas de guatemala     poesía guatemalteca     Antonio Brañas     Mario Payeras     Alaíde Foppa     Enrique Noriega     poemas de guatemala     Roberto Obregón     poesía guatemalteca     Mario Roberto Morales     Miguel Angel Asturias     Otoniel Martínez     Isabel de los Angeles Ruano     Gisela López     Luis Alfredo Arango     poetas guatemaltecos     Edwin Cifuentes     Roberto Monzón  


Antología administrada por: Julio C. Palencia