Hice de mi llanto una canción. Alex Otzoy.
De mi llanto nació una canción; me senté al lado de un lago tomé mi guitarra y le canté a mí soledad, la triste melodía de lo que había sido una vida. Mientras la cantaba lágrimas de mis ojos destilaban; caían en el agua como un suave eco, repetido; y es que el llanto de mis ojos no cesaba. Mi corazón encogido, como vieja percusión sonaba, su sonido casi se apagaba, sin fuerza, viejito, casi se marchitaba. Mí voz se mezcló con el viento, casi no se oyó lo que dije o es que no dije nada, simplemente el tiempo pasó, lo pensé pero quizá lo ahogué con un suspiró.