Tiempo de arena. Orlando Elias.
Descalzado voy caminando hasta encontrarte Susurros son mis recuerdos náufragos Sin reproche alguno te busco en la arena Amor mío consiente a este pobre felino sin garras Que se lo lleva el arrullo vestido de insaciable amor Con mis pies sobre las telas de la desesperación Caigo sobre tus brazos de lona suave Extrañando meter mis pies sobre el agua pútrida De aquel jarrón que en el reposaban las flores Pétalo a pétalo se alzó mi amor por ti Poder tocar la arena y apresar el tiempo Es esa dicha tuya que me has dado Pausar las palabras de un soldado en guerra Tocar a lo desconocido y vestir de pureza mis noches Escucho tu voz al despertar cuando dices que me amas Vagabundos son los te amo del atardecer Quien te soñó cuando en el cielo se tumbaban las estrellas Rojas las pisoteadas de la desesperación de verte Pues hoy sangran mis pies por ti Descalzado voy caminando hasta encontrarte Te encontré tan frágil de dulce valentía Se siente tu perfume primoroso Y mis pies descansan sobre tu pecho maleable Pues soy de ti, y en ti he de perecer.