Poesía guatemalteca

Roberto Obregón


Mis dedos, finos y sobrios mensuradores

de la sabiduría de las cosas,



se desplazan bajo el ramoso silencio

de la madrugada



buscando esos lugarcitos en donde aún

estás despierta.





Colaboración enviada por Minoldo Gramajo González

Síguenos, muchas gracias:
RSS
Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me