Poesía guatemalteca

Gerardo Guinea Diez

Rían erguidas mientras
marzo calienta con sus cifras
el frío de la morgue
y una ráfaga de melancolía
se columpie en las horas
y en las sábanas del verano.
Rían ciegas y tristes
en el puñal de los partes policíacos
y la moribundez que alimenta
las semillas del odio.
Rían con luz en los labios
nocturnas y aborrecidas
por sus tatuajes
y sus desordenados furores.
Rían para purificar el aire
de la pestilencia del rencor,
rían para que todos dejen
su cadáver interior
y curen su hipo de burdel.
Rían, pájaras, a los homicidas,
a su amargura sorda;
rían ciervas heridas,
libres de la arreciada muerte,
hártense de ese sediento festín
de carne y vida,
hártense de esos pobrecitos.

Poema tomado de Antología (1984-2006)

Síguenos, muchas gracias:
RSS
Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me