Poesía guatemalteca

Julia Esquivel

Para las muchas mujeres valientes
de mi Guatemala

(San Juan 8:49)


Yo no soy una posesa,

yo no soy una loca

poseída por una idea fija.



Yo soy sólo una mujer

con un corazón humano.



Yo soy una rebelde

frente a la fría y calculada

corrección del funcionario…



Ese ser enmarcado siempre

entre los límites de “lo correcto”

“lo objetivo” y “lo prudente”

de un balance siempre neutral.



Ese que evita correr riesgos

en aras de su cargo

y de su prestigio.



Yo soy poseedora

(no posesa)

de esa normalidad de mujer

que rechaza y rechazará siempre

el desorden constituido

por los machos,

todos ellos generales en potencia.



Por todos esos

que ponen la ley

por encima de la vida;

la institución,

por encima de la humanidad,

el proyecto personal

por encima de la verdad,

el miedo

por encima del amor,

la ambición

por encima de la humildad.



Pero tengo que admitirlo,

para los obsesionados

por esos criterios,

yo soy una brasa

encendida por el fuego

de un gran amor.



Hermano,



¿Conoces el relato

de la zarza ardiente

que no se consumía?


Suiza, marzo 20, 1986 


( Florecerás Guatemala, pp. 83-84)


Tomado de Poetas guatemaltecas, Antología inédita de Carlos López

Síguenos, muchas gracias:
RSS
Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me